16 may. 2020

El método de entrenamiento HIIT - Parte 2: Cómo iniciarse de forma correcta [Entrenamiento deportivo]

En la siguiente entrada continuamos con el HIIT (High Intensity Interval Training) o también conocido como Entrenamiento interválico de alta intensidad centrándonos en cómo debemos iniciarnos en esta metodología de entrenamiento de forma correcta.




HIIT Parte 2: Cómo iniciarse de forma correcta [Entrenamiento deportivo]

Antes de empezar a iniciarte en la metodología de entrenamiento HIIT, al igual que ocurre con otras prácticas físicas y deportivas, debes haber acudido previamente a un médico para comprobar que puedes realizar ejercicio físico sin ninguna contraindicación que ponga en riesgo tu salud. Tras esto, si tienes un objetivo como mejorar el rendimiento, reducir la grasa corporal u otro, debes asesorarte por un nutricionista para controlarte la alimentación y, no menos importante, un licenciado o graduado en Ciencias del ejercicio que te asesore esa serie de ejercicios o rutina de modo seguro. Con todo ello y tras una base de condición física adquirida, pasaríamos a iniciarnos en el HIIT.

Decir que el HIIT para nosotros es esa actividad física y deportiva que se puede realizar a máxima intensidad como la carrera, bicicleta o natación. No es un HIIT ejercicios como una plancha abdominal, sentadillas, flexiones o similares ya que algunos no podemos añadirle más intensidad aunque queramos debido a que el ejercicio nos limita. Es una opinión personal.

En cambio, para mucha gente, el HIIT se ha trasladado estos últimos años a las salas de fitness o con rutinas “quemagrasa” para casa para hacerlo más “comercial” e incluso se le conoce como HIPT (High Intensity Power Training). Sea o no sea HIIT, HIPT o ejercicio en definitiva, si quieres realizar una rutina de ejercicios para casa y que sean para una sesión HIIT, ¿cómo deben ser las sesiones? Bien, debemos dominar tres premisas: 

Seleccionar el tipo de HIIT. Ya lo vimos en la Parte I sobre el tipo de HIIT que existen. Debemos saber cuál es el mejor tipo para comenzar.

Controlar la intensidad del ejercicio. Si quieres realizar un HIIT el componente intensidad es fundamental, pero ¿cómo sé que me muevo a la intensidad correcta? Controlando la frecuencia cardíaca, escalas como la de Borg, etc.

Seleccionar ejercicios: Los mejores ejercicios no son aquellos que sean más exigentes, sino los que cumplan estas características: ser globales, sencillos y seguros. 

Puedes profundizar en estos contenidos en el siguiente vídeo:






Puedes volver a la página dedicada a la capacidad de la resistencia, perteneciente a nuestra sección de Entrenamiento deportivo en el siguiente enlace:
Volver

0 comentarios:

Publicar un comentario