23 sept. 2020

Absorción, transporte y distribución de los lípidos [Nutrición y alimentación]

En anteriores entradas comentamos la digestión y la absorción de los hidratos de carbono o carbohidratos y de los lípidos. En esta ocasión, continuaremos con estos últimos para tratar su absorción, transporte y distribución.


La absorción, transporte y distribución de los lípidos [Nutrición y alimentación]

Los lípidos de carácter hidrosoluble como glicerol, aminoalcoholes, fosfato y ácidos grasos de cadena corta y media, siguen sus productos de la digestión la vía portal, es decir, van directamente al hígado. En cambio, el resto de componentes tiene carácter insoluble y no pueden pasar a la sangre, ya que si fuese así ocasionarían grandes trastornos.

Los ácidos grasos de cadena larga, el colesterol y los monoglicéridos, son utilizados para biosintetizar en el interior del enterocito los quilomicrones o QM (lipoproteína de gran tamaño y escasa densidad, que transporta triglicéridos y fosfolípidos resintetizados a partir de productos absorbidos, colesterol libre y esterificado y apoproteinas sintetizadas por el propio enterocito), de relativa solubilidad en agua y permite su paso al medio interno acuoso, pero no pueden pasar a la sangre directamente. Por ello, se vierten los quilomicrones a la linfa en donde serían transportados y llegarían finalmente a la linfa.

Existe una enzima, la lipoproteinlipasa (LPL) que se sitúa anclada en los capilares de todos los territorios e hidroliza los ácidos grasos que transportan los quilomicrones. De este modo, pasan a la célula para su uso o como reserva siendo nuevos triglicéridos.

Según van desapareciendo los triglicéridos, las carga de los quilomicrones va desapareciendo y se convierten en remanentes de quilomicrones (Rm), donde se constituyen las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) en el hígado, llevando gran carga de triglicéridos, pero esta vez son endógenas (hepáticas) mientas que las anteriores, las transportadas por los quilomicrones eran de origen alimentario (exógenas).

Las VLDL van perdiendo su carga según los tejidos van utilizando los ácidos grasos de los triglicéridos y se convierten en partículas de intensidad intermedia (IDL) que pueden tomar dos vías:
  • Captarse por el hígado que sintetizará de nuevo el VLDL.
  • Seguir perdiendo triglicéridos y transformarse en una lipoproteína de baja intensidad (LDL), que transporta colesterol y está empobrecida en triglicéridos.
Podemos decir que todas las lipoproteínas llevan triglicéridos, colesterol apoproteínas y fosfolípidos, pero lo que varía es su proporción a la hora del transporte, siendo sobre todo en el caso del colesterol y los triglicéridos.

Imagen. Metabolismo de las lipoproteínas. 

Bibliografía: Pérez-Llamas, F. y Zamora, S. (2002). Lípidos. En S. Zamora y F. Pérez-Llamas (eds.), Nutrición y alimentación humana (pp. 47-48). Murcia: Universidad de Murcia.


Puedes volver a la sección sobre las Grasas/Lípidos en el siguiente enlace:  

0 comentarios:

Publicar un comentario