8 sept. 2020

¿Cómo se contrae un músculo? [Entrenamiento personalizado]

Continuamos con nuestra sección sobre el aparato locomotor y esa serie de contenidos que debe dominar un buen entrenador personal. En esta ocasión volvemos con el sistema muscular y veremos cómo se contrae el músculo. Para ello, es inevitable tratar la teoría de los filamentos deslizantes.




¿Cómo se contrae el músculo? [Entrenamiento personalizado]

En una anterior entrada comentamos dos tipos de filamentos: unos filamentos finos o de actina, y otros más gruesos o de miosina. Cuando estos filamentos se deslizan sugieren una serie de cambios en la longitud del músculo.
Imagen 1. Filamentos de actina y miosina. 
Durante la acción muscular, los miofilamentos (de actina y miosina) no modifican su longitud, sino que es el sarcómero que según sea la acción concéntrica o excéntrica se acortará o alargará respectivamente, generando la fuerza.

Este cambio de longitud se produce mientras los puentes cruzados de la miosina forman enlaces con puntos de la actina y luego ocasionan el deslizamiento de los filamentos al girar. Los filamentos de actina se deslizan sobre los de miosina, siendo en los puentes cruzados (que trazan un arco girando sobre una posición fija) de esta el lugar donde procede la fuerza de contracción.

En una acción concéntrica, la línea Z de la sarcómera se aproxima entre sí, ocasionando que las regiones de la banda I y la zona H disminuyan. No se produce un cambio en la longitud de la miosina, representada por la banda A.

En cambio, en una contracción isométrica, las dimensiones de la banda I y la zona H no experimentan cambios. La energía de este movimiento molecular deriva del desdoblamiento del ATP (adenosintrifosfato). Estos pasos muestran la secuencia de la teoría de los filamentos deslizantes.
Imagen 2. Teoría de los filamentos deslizantes.




Puedes volver a la sección sobre el aparato locomotor en el siguiente enlace:

0 comentarios:

Publicar un comentario