28 abr. 2018

La articulación sinovial [Anatomía y fisiología]


La diartrosis o articulaciones sinoviales son uno de los tipos más móviles y los cuales podemos encontrar diferentes tipos como comentamos en una entrada anterior. A continuación te explicamos este tipo de articulación.  



Las articulaciones sinoviales [Anatomía y fisiología]

La diartrosis o articulaciones sinoviales son el tipo de articulación más móvil. En este tipo, se articulan los huesos gracias a una cavidad articular llena de líquido sinovial y una cápsula articular, junto a un cartílago articular que recubre las superficies opuestas.  

La cápsula articular abarca la articulación exterior e interior, es decir, por un lado es una cápsula muy resistente, mientras que por otro lado (en el interior) encierra la articulación (dos epífisis y sus cartílagos).

El cartílago articular se compone de líquido sinovial evitando que los huesos se degraden por fricción. Este líquido sinovial lo produce la membrana sinovial y nutre al cartílago, además de unir los huesos mediante un anillo y cierra la articulación.

Un ejemplo de articulación sinovial es la articulación de la rodilla. 

Imagen 1. Articulación sinovial de la rodilla. 




Volver

0 comentarios:

Publicar un comentario