17 may. 2017

Los disacáridos [Nutrición y Alimentación]


La estructura de los hidratos de carbono responde a la siguiente fórmula química: Cn(H2O)n.

Cada letra representa un elemento. Por ejemplo, la C al carbono, la H hace referencia al hidrógeno, la O al oxígeno y por último, la n equivale al número de veces que se repetiría la relación para la formación de una molécula de carbohidratos más o menos compleja.

Podemos dividir a los hidratos de carbono en tres tipos: monosacáridos, disacáridos y polisacáridos. Vamos a centrarnos en la siguiente entrada en los disacáridos.



Los disacáridos

Los disacáridos son carbohidratos formados por la unión de dos moléculas de monosacáridos. Esta unión se realiza por medio de los enlaces glucosídicos.

La rotula del enlace glucosídico (hidrólisis) de un disacárido da lugar a dos unidades de monosacáridos, los cuales, son solubles en agua, cristalizables y dulces.

En la mucosa del tubo digestivo humano existen unas enzimas capaces de acelerar las reacciones bioquímicas del organismo, llamadas disacaridasas, que hidrolizan el enlace glucosídico que une a los dos monosacáridos, lo que permite su absorción intestinal.

Figura 1. Enlace glucosídico. 
Los disacáridos más conocidos son la sacarosa, la maltosa y la lactosa.

La sacarosa.

Está formada por una molécula de glucosa y una de fructosa. Es el azúcar de consumo habitual (blanco o negro), obtenido de la caña de azúcar y la remolacha azucarera, aunque también se encuentra en la piña o la zanahoria. Contribuye a mantener los valores normales de glucosa en sangre por lo que desempeña un papel importante en la dieta del hombre.

Figura 2. Sacarosa.
La maltosa.

Se forma por la unión de dos unidades de glucosa. La maltosa o azúcar de malta se obtiene a partir de la cebada germinada o en forma de material de reserva de tubérculos, semillas y raíces de muchos vegetales, o también como un producto intermedio de la hidrólisis del almidón. Se utiliza en la elaboración de la cerveza.

Figura 3. Maltosa.
La lactosa.

Está formada por una molécula de glucosa y otra de galactosa. La lactasa (enzima intestinal responsable de la hidrólisis) sintetiza fácilmente el organismo en el período de lactancia, aunque en edad adulta disminuye su síntesis o desaparece. Por ello, se puede llegar a producir una intolerancia a la lactosa produciendo molestias intestinales al consumir productos como la lecha o el queso. La lactosa es el azúcar contenido en la leche siendo el único disacárido de origen animal con importancia nutricional. 

Figura 4. Lactosa.

1 comentario: