5 may. 2020

Modalidades de la tutoría [Contextos educativos]

Continuamos profundizando sobre la tutoría y acción tutorial en el contexto académico, ese elemento inseparable a la actividad docente dentro de una visión integral de la educación. En la siguiente entrada vamos a ver las modalidades de la tutoría.




Modalidades de la tutoría en Secundaria [Contextos educativos]

Encontramos una serie de modalidades de la tutoría que deben desarrollarse de modo armónico para el logro efectivo del desarrollo integral pretendido en la educación secundaria. Estas modalidades son las siguientes:

Tutoría académica. Esta tutoría permite la comunicación tutor-estudiante sobre aprendizajes del curso. Puede ser individual o grupal y busca detectar dificultades y logros de estudiantes en aprendizajes. Esta acción tutorial orienta mejor a estudiantes en los temas de su desarrollo curricular, en su trabajo. Se presentan las inquietudes y aclaran dudas aportando estrategias y métodos para un mejor aprendizaje de cada estudiante. Esta modalidad se centra básicamente en los procesos de enseñanza, en donde se le da función clave al tutor.

Tutoría profesional-vocacional. Tutoría que ayuda a estudiante a descubrir en su proyecto personal, la profesión o itinerario formativo al que quiere orientarse. Busca que alumnado muestre interés hacia ámbitos profesionales, orientando su formación para dar sentido a expectativas o preferencias. El estudiante debe conocer sus potencialidades, habilidades o destrezas, siendo clave el profesorado y tutor generando espacios para ello. En Secundaria, esta modalidad es un momento de especial relevancia para la definición de su plan de vida.

Tutoría personal. Tutoría más amplía que anteriores ya que a lo anterior se le añaden experiencias de aprendizaje y vivencias personales, con alta incidencia formativa. Tiene puntos en común con tutoría la académica y profesional. Junto a los aspectos personales, tiene importancia el trabajo colectivo. Esta tutoría contribuye a la educación integral, favoreciendo el desarrollo de aspectos de la persona (identidad, valores, personalidad, sociabilidad, etc.). Esta modalidad profundiza en las relaciones de cada estudiante con el grupo, favoreciendo la adecuada relación e interacción de los integrantes de la comunidad educativa.

Bajo estas tres modalidades se acompaña al alumnado en su proceso educativo, y no solo para recibir atención si presenta dificultades o ante una situación puntual de toma de decisión sobre itinerarios profesionales, sino a sentirse orientados desde una mirada formativa integral e integradora. 

Imagen 1. Estas tres modalidades deben estar presentes en la etapa de Secundaria. 




Puedes volver a la sección sobre la acción tutorial en el siguiente enlace:
Volver

0 comentarios:

Publicar un comentario