6 dic. 2016

La historia clínica deportiva [Seguridad deportiva]

Todo deportista debe tener registrados una serie de datos clínicos para poder realizar la práctica deportiva de la manera más segura posible. A continuación detallamos qué datos deben ser recogidos en un deportista.


La historia clínica deportiva [Seguridad deportiva] 

La historia clínica de un deportista recoge los siguientes datos:

Antecedentes deportivos y situación actual de la práctica deportiva. Se recoge el deporte que practica, los días de la semana que lo realiza, horas…

Antecedentes médicos personales: Se anotan las alergias, vacunación, posibles alteraciones cardio-respiratorias, intervenciones quirúrgicas, alteraciones del aparato locomotor, lesiones previas, etc.

Antecedentes familiares: Posibles lesiones o alteraciones de padres, hermanos y abuelos.

Situación médica actual. Presenta algún tratamiento, lesión…

Encuesta de alimentación. Número de ingestas/día, recuento 24 horas, etc. Podemos utilizar a modo de ejemplo el “Recordatorio 24 horas” en donde se anota los alimentos y bebidas que se toman en volumen a lo largo del día para tener una idea sobre los hábitos alimentarios del deportista.

Entre las pruebas complementarias que se deriven de la historia clínica encontramos:
  • Radiografías (Rx). Patología fundamentalmente ósea.
  • Resonancia magnética nuclear (RNM). Encontramos en rodilla (ligamentos, meniscos y cartílago articular), lumbares (protusión discal, hernia discal, etc.) y tobillo (calcificaciones). 
  • Ecografía (ECO).
Imagen1: Radiografía, resonancia magnética y ecografía abdominal. 



Puedes volver a la página sobre conceptos de nuestra sección de Seguridad deportiva y prevención de lesiones en el siguiente enlace: 
Volver

0 comentarios:

Publicar un comentario